...Una historia que no deja indiferente

Algunas partes del libro (Citas)...

 

...Él negó todo lo que le conté a mi madre y parece que ella quiso creerle a él. Ese día fue el día mas doloroso de mi vida…Mi madre me había traicionado, me abandono a mi suerte. Ese inmenso amor que le tenía, se transformo en odio. Sentí que desde ese momento no tenía mas madre, la ultima ranura de luz, el ultimo posible vestigio de amor que quedaban en mi se esfumaron, desaparecieron.

 

 

...Malditos condicionamientos, ¿sabéis que más aprendí en mis abusos? Que sexo era igual a afecto, es decir, que si no había sexo, no había afecto, cariño, amor. Si un chico no quería hacer el amor conmigo yo me sentía fatal porque creía que me había dejado de querer. Y no soportaba sentirme sola, no querida, no de nuevo.

 

 

...Es difícil conectar con la verdad de lo que nos ha sucedido, cuando nos hemos pasado toda la vida luchando para olvidar lo sucedido,  es muy difícil admitir nuestros condicionamientos, ver nuestras heridas porque nos hacen sentir débiles, inseguros, nos despierta miedo, se rompe la identidad que tenemos de nosotros mismos, esa personalidad que nos hemos creado para sobre vivir. En realidad vivimos a través de una identidad limitada, pero al menos no nos hace sentir inseguros, miedosos y vulnerables.

 

 

...Una vez tú también has sido una niña/o y amaste incondicionalmente, pero tu entorno no supo apreciar y cuidar ese amor, al contrario. Fue por esto que poco a poco te has ido cerrando porque era muy doloroso estar abierta/o y desnuda/o ante un entorno tan hostil.

 

 

...Nadie nos ha explicado jamás las secuelas que generan los traumas y nadie ha sabido decirnos por qué tenemos hoy las dificultades que tenemos, por qué nos cuesta tener intimidad, por qué tenemos miedo de amar, por qué nos cuesta recibir, por qué nos es difícil confiar, por qué nos cuesta respetarnos, nadie nos ha dicho a que se deben estas dificultades.

 

 

...Querer sanar es una decisión que hay que tomar, no digo que sea fácil, ni la decisión, ni el proceso; pero si quieres, si anhelas reencontrarte, deberás decidirlo tú. Este es un camino muy personal. La vida se ocupará de darte todo lo que necesitas para sanar, no te preocupes, te dará las personas adecuadas, el espacio adecuado, el cuidado, la protección que necesites. Ella quiere verte feliz, que fluyas, que florezcas. Si tu intención es evolucionar, conciliarte contigo misma/o y aprender a honrarte, la vida te apoyará incondicionalmente. Te mostrará el camino con amor y gentileza, no necesitarás hacer nada, sólo focalizar tu intención en reencontrarte. Tienes que estar preparada/o a sentir, a aprender de lo que la vida te presente y a elegir.

 

 

© 2010 Todos los derechos reservados.

Hacer web gratis Webnode